Boltar

De Enciclopedia oficial de Dross
Saltar a: navegación, buscar

Boltar

RAZA: Yovediano – Lobo Negro
OCUPACIÓN: Presidente del Nymh, la nación más poderosa de Yóvedi.
STATUS: Muerto en batalla contra Pumo.
AFILIACIÓN: Yóvedi
ALIANZAS: Hathor / Sistema Solar


“Boltar se puso de rodillas – ‘Me entrego en su lugar’ - declaró”

Boltar es un lobo de color negro, presidente del Nymh, la nación más grande y avanzada de Yóvedi. Tiene dos protegidos: Xaphan y Zagan, su pareja sentimental es una gata blanca llamada Zabari y su otsune (hermano) es el actual Shogun de los magiares: Bermion. Boltar es un excelente líder, carismático y valiente que está dispuesto a darlo todo por sacar a su pueblo de la crisis en la que se encuentran. Establece una alianza con Hathor y después con Pánek para esto.


Personalidad y obra

Boltar creció en el lado salvaje de Yóvedi, desde joven fue un guerrero incansable que luchó contra las condiciones naturales para poder alimentar y sacar adelante a su pueblo. Cuando hubo un problema con el shogunato vecino, Boltar ofreció su vida a cambio del perdón para su tribu. Este acto conmovió al Shogun, quien después de probar la fortaleza del lobo lo tomó bajo su ala. Gracias al carisma, liderazgo y al trabajo duro y honesto de Boltar, éste ascendió hasta convertirse en Presidente del Nymh. También se mostró como un otosa cariñoso y amante considerado con Zabari. Al afrentar la gran amenaza que es Pumo el lobo puso corazón, mente y cuerpo al servicio de Yóvedi: desde atacarlo directamente hasta dirigir las fuerzas del Nymh a servicio de la alianza por su planeta, concertar ataques y estrategias junto con Hathor, Pánek y los demás líderes de la resistencia. Boltar viajó al Sistema Solar personalmente para pedir ayuda e incluso ofreció las riquezas de su planeta como pago por ella en un acto de humildad. Boltar se mostró extremadamente agradecido con Pánek y Hathor por todo lo que hicieron por su gente e insistió en acompañarlos durante las batallas, siendo el representante de Yóvedi en batalla. El presidente muere en combate, víctima del campo gravitacional de la Puerta de Pumo, no sin antes despedirse de sus amados protegidos.